Barro Tal Vez…
“Y es que esta es mi corteza
Donde el hacha golpeará,
Donde el río secará para callar”
( Luis Alberto Spinetta, Barro Tal vez, Kamikaze, 1982)
En algún lugar de las montañas del sureste mexicano, un indígena intenta explicarme lo que significa para él esa tan mentada frase que nos habla del involucramiento del cuerpo en la lucha de los pueblos, y que pone en evidencia la condición en la subsisten los excluidos de aquí y ahora: “Meter los pies en el barro”.
Resulta imposible evitar la acumulación de imágenes que habitan la memoria de todos los santafecinos como colectivo y que nos traen a una Santa Fe inundada una y otra vez por los mismos.
Desde los primeros días de noviembre, cuando los vecinos autoevacuados del barrio “La Vuelta del Paraguayo” defendieron su lugar a la vera de la Ruta 168, argumentando la posibilidad de quedarse al cuidado de sus mínimos bienes materiales y conservar actividades cotidianas que forman parte del sustento de muchas familias, la situación no ha hecho más que empeorar.
El agua avanza rauda, a la par de la desidia política. El Paraná sigue creciendo, llegando su marca a 5, 36 cm1, superando en 6 cm la medida de alerta y las familias auto evacuadas continúan sin contar con ningún servicio, tal y como lo prometió el municipio.
A esta situación se suma el “Proyecto de relocalización de boliches” que ya está en pleno funcionamiento, dando sus primeros frutos: dinero al empresario y problemas a los vecinos. Reiterados episodios sumaron angustia, en los últimos días, a la ya desesperante situación de los habitantes de “La Vuelta”. Los mismos incluyen el sonido ensordecedor hasta la madrugada, la usurpación de canoas y la amenaza de agresión física por parte de algunos jóvenes de nuestra ciudad, que invaden aquel espacio a la salida del boliche ubicado en la zona.
El cerco instalado por la Municipalidad cumple su función de proteger el estacionamiento del privado, pero no resultó efectivo para brindar algo de tranquilidad a aquellos que tiene aún – y cómo siempre- los pies en el barro.
¿Se secará alguna vez el rio, para callar la voz de lo que nunca han sido escuchados?
De algo no debemos dudar: la opción política muestra claramente dónde corta el hacha en la Provincia de Santa Fe. Se sigue cortando por lo más fino de esta sociedad: los embarrados de siempre.
Natalia M. Picciola Marozzi
Integrante Proyecto Revuelta
Santa Fe, 29 de diciembre de 2009
1 Centro de Informaciones Meteorológicas al 29 de Diciembre de 2009. Facultad de Ingenierías Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral.

Leave a Reply

Your email address will not be published.